Izaña

Izaña



Está montaña, con su altura de aproximadamente 2.350 metros, forma parte de la corona montañosa de Güímar y surge como resultado de la sucesión de erupciones de diversos conos volcánicos durante miles de años. 

Izaña tiene un papel muy importante en relación con las estaciones del año porque en los inviernos con temperaturas muy bajas llega a cubrirse de nieve y en otoño y primavera es el lugar tras él se oculta el sol. Como las temperaturas y el microclima en general de esta montaña es demasiado severo para muchas plantas, no suelen haber, sino en las zonas más llanas crecen por época las retamas canarias, una planta endémica muy olorosa.

Justo por sus características meteorológicas también alberga a una de las estaciones de la AEMET.