Malpaís de Güímar

Malpaís de Güímar



Este paisaje volcánico de más o menos 290 hectáreas, declarado como espacio natural y reconocido como reserva natural especial es el resultado de una serie de erupciones volcánicas. Muestra una forma de abanico y aloja la “Montaña Grande”, que tiene un diámetro de  más o menos 300 metros y aproximadamente 50 metros de profundidad. El conjunto forma un hábitat idóneo para diversos insecto y plantas endémicos.

Aparte de la gran variedad en Flora y Fauna, se pueden ver flujos diferentes de lava: Por un lado están las rocas volcánicas ásperas que son resultados de las erupciones volcánicas de la Montaña grande y por otro lado está el paisaje volcánico más plano y  liso que es resultado de corrientes de lava hacia la costa.

Un fenómeno que se puede ver en este espacio natural protegido es el ciclo de las arenas eólicas: Unas arenas que mayoritariamente surgen por el constante movimiento del mar sobre piedras basálticas que genera cantidades de arena que a su vez se deposita en la costa. En cuando esté seca por el sol, los alisios la llevan y se distribuye hacia el Malpaís de Güímar.