Sus Fiestas

Patrimonio Natural


Parque Natural de la Corona Forestal.

Este espacio natural recoge una enorme cantidad de formaciones geológicas y geomorfológicas de muy variada naturaleza, edad e historia. El ambiente vegetal es igualmente muy variado, siendo la más extendida la que corresponde al Pino Canario, acompañado en las cumbres por las especies propias del retamar. Existen además numerosas especies endémicas y es en los altos de la Ladera de Güímar donde existe uno de los pocos ejemplos de laurisilva xérica, con abundancia de madroños y mocanes.



El Pino canario, una especie única.

El Pino canario (Pinus canariensis)  es una conífera endémica de nuestras islas. 

El árbol adulto puede llegar a medir más de 40 m de altura y 2,5 m de diámetro su tronco, aunque lo normal es que tenga entre 15 y 25 m de altura y un diámetro de 1 m. Los mayores ejemplares conocidos pueden alcanzar hasta 60 metros de altura, como el pino de Las Dos Pernadas en Vilaflor.

La corteza del pino es de color pardo claro, siendo casi lisa en los ejemplares jóvenes, pero a medida que envejecen se engrosa rápidamente y se resquebraja, adoptando un color rojo parduzco.

Crece rápidamente en su juventud, hasta alcanzar la altura máxima. La época de floración va de marzo a mayo. 

Una característica muy importante es su resistencia al fuego gracias en parte a la gruesa corteza que cubre sus troncos y los aísla del calor. Además tiene la capacidad de rebrotar en el tronco y ramas gruesas, así como de cepa, emitiendo vástagos de hojas glaucas. Su rápida regeneración proporciona una gran ventaja para recuperar espacios asolados por incendios.